Cactus

En Verdevega disponemos de una amplia variedad de cactus.
Son decorativos, son muy resistentes al entorno y los tienes de infinidad de formas y tamaños. !Hasta tienen flores!
Si quieres saber más sobre el mundo del Cactus, aquí te damos más información:

 

Luz y Sol

 

Todos los cactus desérticos necesitan bastante luz, pero ello no indica que se los exponga al Sol directo, éste no sólo da luz, sino también calor y radiaciones ultravioleta (UV) que pueden llegar ser muy altas en los días estivales.

Por ello lo recomendable es tener a los cactus en un lugar donde reciban luz natural, que a la vez sea aireado y fresco.

Nunca poner los cactus entre el piso y la pared donde les da pleno sol, y pueden calentarse hasta morir en unos cuantos días. Igualmente no se deben poner las plantas detrás de una ventana donde cae el sol directamente sobre todo en las horas que van de las 12 de la mañana a las 4 de la tarde, a menos que ésta esté bien ventilada.

 

Temperatura

 

El mayor problema radica en las bajas de temperatura conjuntas a la ausencia de luz solar (días muy nublados) ya que los cactus son muy sensibles a la humedad, por eso nunca regarlos en estos días y no exponerlos a temperaturas inferiores a 5°C.

 

Riego

 

En pleno verano se puede regar cada diez días, siempre con buen tiempo para que no permanezcan mojados, tener en cuenta que están perfectamente adaptados a pasar largos períodos sin agua. En invierno un riego ligero por mes, pero ante la duda no regar. (Medida orientativa: 50 cm³.)

La señal más clara de cuando un cactus necesita agua es cuando éste se ablanda ligeramente y lo hace poco a poco, sin decolorarse, su tallo generalmente se hunde, y suelen aparecerle líneas (como arrugas) sobre la base del mismo. No tiene el sustrato húmedo, ha estado haciendo calor, o simplemente ya hace tiempo que no se riega.

Los factores que influyen en la cantidad y frecuencia de riegos son:

El material de la maceta: Las macetas de plástico retienen más tiempo el agua que las de barro, donde habrá que regar con más frecuencia. Como consejo nosotros recomiendamos las de barro.

 

Sustratos

 

Las mejores combinaciones son aquellas que permitan un rápido paso de agua, y que no la retengan demasiado, que no se apelmacen, no sean excesivamente orgánicos, y que permitan una considerable aireación para las raíces. Nosotros mezclamos tierra negra con arena y en el fondo de la maceta leca, para garantizar un buen drenaje.

 

Abonos recomendados

 

Abono especial para cactáceas NPK = 4-8-8

El Nitrógeno: acelera el proceso de crecimiento en plantas.
El Fósforo: Indispensable para generar nuevas células, para la floración.
El Potasio: Acelera la fotosíntesis, fortalece tejidos ante el clima y enfermedades.

No es necesario abonar los cactus, de hecho es suficiente cambiar la tierra regularmente para que ésta libere sus nutrientes naturales. Generalmente se abonan aquellas especies de floración exuberante como Echinopsis, Mammillaria, etc.

 

Floración

 

La floración varía mucho en cuanto a género y especie, siendo que dentro del género Mammillaria hay especies de abundante y fácil floración, y también las hay de muy escasa.

La mayoría de las especies florecerán en algunos pocos años (menos de cinco), sin embargo hay algunas, sobre todo cactus columnares, que no florecerán sino pasados lustros.

Para obtener una óptima floración es necesario respetar los ciclos vegetativos y de reposo de la planta, el aumento de calor así como de luz solar en la primavera y verano inducirá a muchos cactus a despertar y formar primordios florales, en esta época regarlos y protegerlos del exceso de sol.

Algunas flores durarán varios días, otras sólo lo harán una tarde.

 

Trasplante

 

Como regla general la mayoría de los cactus deberán ser trasplantados cada dos años aproximadamente. Dependiendo si las especies en cuestión son de rápido o lento crecimiento.

Al trasplantarlo a la nueva maceta, ésta deberá ser sólo un poco más grande y con un sustrato que no retenga demasiado el agua, luego de este paso no regar por varios días.

 

Reproducción

 

La reproducción depende de las especies. Muchas dan vástagos y se separan de la planta madre y listo. Otras por esquejes y muchas crasas, con sólo una hoja y poniéndola sobre un sustrato, comenzarán a dar raíces a una nueva planta.

Todos los cactus desérticos necesitan bastante luz, pero ello no indica que se los exponga al Sol directo, éste no sólo da luz, sino también calor y radiaciones UV que pueden llegar ser muy altas en los días estivales.

VERDEVEGA: 91 808 75 94